Adrià y Marta celebraron su boda en el bosque de la masía. Fue una ceremonia con momentos emocionantes, con sorpresas y también algún toque de humor que tan caracteriza esta pareja. El grupo de percusión Tabalers de Xàldiga acompañaron a los invitados hasta Las Vueltas, el espacio donde se realizó el aperitivo y allí se pudo disfrutar de las propuestas gastronómicas de Ospi Restaurant. El banquete, a cargo del mismo catering, se celebró en el patio de la masía, siempre con la decoración de Rosa d’Abril Floristeria.

Una muy buena manera de llevarse un recuerdo de la boda de Adrià y Marta era pasar por el Smile Photovan, un photomaton dentro una furgoneta Volkswagen T2 adaptada para imprimir las fotos al momento. Tras el baile, los novios invitaron a un grupo de amigos a pasar la noche en las habitaciones de la masía y así al día siguiente, relajadamente, pudieron recordar y comentar las anécdotas de la celebración.

Xevi Domene Photo&Film fue quien captó la esencia de esta pareja con unas fantásticas fotografías.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?